Ayer por la tarde, en una de las playas más concurridas de Santa Clara, ubicada en Luarca y la Costanera, una pareja enterró a su hija de dos años en la arena, a metros del mar, para poder ingresar al agua y bañarse con “tranquilidad”.

Un turista le advirtió a un efectivo policial y éste rápidamente llegó hasta el lugar, en donde observó que la pequeña tenía signos de insolación y hambre. Al salir del mar, la pareja no quiso identificarse y se resistió ante la llegada de más presencia policial. Ambos fueron aprehendidos.

Al revisar sus pertenencias, se encontraron 200 pastillas de Rivotril, una botella de poper, marihuana y una pastilla de éxtasis, por lo que también se les inició una causa por violación a la Ley 23.737. Según testigos, la pareja estaba protagonizando situaciones de índole sexual en el mar, por lo que otros veraneantes llamaron a más efectivos policiales para que intercedieran en el lugar.

Según constató este medio, las actuaciones policiales indicaron que la mujer y el hombre se encontraban realizando “exhibiciones obscenas” mientras nadaban en el mar. Durante ese lapso dejaron enterrada en la arena a su hija, quien se quedó durante 40 minutos sola en la orilla.

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0