Conectate con nosotros

Medios Coranto

Quiere ser la primera piloto de caza argentina.

Nacional

Quiere ser la primera piloto de caza argentina.

La alférez Sofía Vier es la primera integrante de la Fuerza Aérea argentina en graduarse del curso de aviación militar en Estados Unidos. Dialogamos con ella para conocer cómo desarrolla una mujer su vocación en el ámbito militar.

La alférez Sofía Vier es la primera integrante de la Fuerza Aérea argentina en graduarse del curso de aviación militar en Estados Unidos. Dialogamos con ella para conocer cómo desarrolla una mujer su vocación en el ámbito militar.

La tendencia es clara: las mujeres ya son parte de la cotidianidad de las Fuerzas Armadas y, en la actualidad, comienzan a ocupar puestos que, hasta hace poco tiempo, habían sido ocupados solo por efectivos masculinos.

La Fuerza Aérea argentina no es ajena a esa realidad. Hace apenas unas semanas, retornó al país la alférez Sofía Vier, quien había viajado a los EE. UU. para realizar el curso de aviación que dicta aquel país. Fue la primera mujer argentina en egresar de aquella prestigiosa casa de formación.

Lleva las alas en la sangre: su papá es miembro de la Fuerza y su abuelo, si bien perteneció al Ejército, fue parte de quienes fundaron la Escuela de Aviación Militar cuando la Fuerza Aérea no existía como tal.

Próximamente, Sofía accederá al grado superior, se convertirá en teniente y, si todo sale bien, será la primera mujer piloto de aviones de combate en el país (ya hay mujeres pilotos de helicóptero y de aeronaves de transporte).

En el Museo Aeronáutico de Morón, entre aviones históricos y reliquias de la guerra de Malvinas, DEF pudo conocerla y dialogar con ella. Sofía se mueve con confianza, sabe que, sin lugar a dudas, la vocación y el amor por la patria trascienden cualquier diferencia de género. Nada la detiene; sueña en grande porque, después de todo, como dijo la aviadora estadounidense Amelia Earhart: “Las mujeres debemos intentar hacer las mismas cosas que los hombres. Si fracasamos, nuestro fracaso será un desafío para las demás”.

-¿Cuándo supo que quería ser militar?

-Siempre me gustó el ámbito aeronáutico. Cuando cumplí 15 años, mi papá me llevó a volar en planeador. Desde ese día, se generó dentro mío una fascinación por el tema y supe que quería ser piloto, pero en el marco de la Fuerza Aérea. Yo miraba los aviones de caza y los uniformes y, por dentro, pensaba “Esto es lo mío”.

-¿Cursaba con otras mujeres?

-Mientras yo estuve, me habré cruzado con cuatro o cinco mujeres. Allá no son muchas, pero están muy incorporadas culturalmente: no hay ningún tipo de diferencia.

-¿Qué sintió al saber que estaba dentro de los cinco mejores promedios?

-Durante el curso, no apuntaba a quedar entre los primeros, simplemente estaba dando lo mejor de mí. Gracias a Dios, me iba bastante bien, disfrutaba lo que hacía y por eso le dedicaba tanto. Yo no me permitía tener malos resultados porque era la única argentina como cursante. Si a mí me iba a mal, veían a la Argentina de esa manera. Era inevitable: yo tenía la presión de hacer quedar bien a la Argentina.

 Yo no me permitía tener malos resultados porque era la única argentina como cursante. Tenía la presión de hacer quedar bien a la Argentina.

-Ahora que está de regreso, ¿qué expectativas tiene dentro de la Fuerza?

-Pronto voy a hacer el curso de caza, es mi objetivo. Estuve muchos años esperando el momento y hoy tengo la oportunidad de hacerlo. Si puedo finalizarlo, habré cumplido un sueño.

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Mostrar más
Publicidad
Dejanos tu comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más de Nacional

Subir
error: Contenido protegido de Medios Coranto - Derechos de autor (DNDA): EX-2019-99044256