En Pila, el intendente Gustavo Walker aseguró que son 8 millones de pesos los que se necesitan para vestir de personal y elementos a las ambulancias, mientras que en Tordillo, el intendente Héctor Olivera habría llegado a radicar una denuncia penal hacia la gobernación.

En Pila, el intendente Gustavo Walker aseguró que son 8 millones de pesos los que se necesitan para vestir de personal y elementos a las ambulancias, mientras que en Tordillo, el intendente Héctor Olivera habría llegado a radicar una denuncia penal hacia la gobernación.

Es que, el acto que anunció el beneficio para las dos localidades se dio a escasas semanas de las elecciones que terminaron por destronar a la gobernadora de su cargo. Por eso, los jefes comunales temen que el dinero nunca llegue a las arcas municipales.

Están pateando la pelota para el gobierno que viene. Están desmantelando la provincia y la nación”, dijo el jefe comunal de Pila, Walker.

El intendente detalló que los fondos que ahora adeuda la provincia son necesarios para que se le pague a un médico, a un chofer, una enfermera y una persona que oficie desde la atención telefónica.  

“Ocho millones para Pila es muchísimo”, se sinceró”.

“Firmamos el convenio, llegó la ambulancia, pero todavía no se ha hecho efectivo el desembolso del dinero para sostener la estructura del servicio”, dijo hace días el intendente en radio municipal.

¡Califica! valoramos mucho tus reacciones.

loading spinner

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.