Los Big Foot o Pies Grandes, son criaturas legendarias con aspecto de primate gigante que, supuestamente, han sido avistados por pueblos indígenas de Norteamérica. Su existencia se mueve entre la fantasía y el escepticismo y solo algunas personas creen en ellos, basándose en supuestas pisadas, fotos de mala calidad y películas de enfoque deficiente. Con esos antecedentes, el nombre de Big Foot fue aplicado también por el cuerpo de guardacostas y otras agencias de vigilancia de Estados Unidos a los submarinos de los narcotraficantes.

Muchos habían oído hablar de estos discretos transportistas de droga, aunque nadie los había visto en realidad. Todo cambió hace 13 años, cuando uno fue capturado a unas 90 millas náuticas, aproximadamente unos 166 kilómetros de las playas de Costa Rica con varias toneladas de cocaína en su interior. Fue la primera vez que uno de los big foot de los narcotraficantes dejaron de ser leyenda y se convirtieron en realidad.

Estos días ha sucedido prácticamente lo mismo en las costas de Galicia y es que aunque los diferentes cuerpos policiales y de vigilancia españoles que tienen asignada la zona del Atlántico ya sabían de la existencia de este tipo de ingenios capaces de navegar sobre la superficie del agua o sumergidos desde Sudamérica, hace 13 años que no habían visto submarinos dedicados el narcotráfico en Europa.

La anterior y oficialmente única ocasión en que esto sucedió fue en 2006, cuando un pequeño sumergible construido a piezas y luego ensamblado en diferentes lugares de Galicia, apareció en la ria de Vigo con el motor en marcha, sin tripulantes y sin cargamento. Estaba claro que no se trataba de un aparato turístico, científico y mucho menos militar.

Este fin de semana el hallazgo de un nuevo submarino se ha producido en Aldán, Pontevedra, donde agentes de la Policía Nacional, Guardia Civil y Vigilancia Aduanera terminaron atrapando un submarino con una eslora de 20 metros y con una carga, que podría estar en cerca de las tres toneladas de cocaína procedentes de Colombia.

El sumergible y su cargamento habrían cruzado el Atlántico en unas tres semanas, probablemente apoyados por barcos intermedios en los que el submarino habría repostado combustible y sus tres tripulantes se habrían aprovisionado de bebida y alimentos.

Dos de los tripulantes fueron detenidos y puestos a disposición judicial y paralelamente a la operación de reflotamiento y recuperación de la carga, se está buscando al tercer ocupante del submarino.

La mayor especialista en esta materia es la llamada Joint Interagency Task Force South, una agencia de seguridad de los Estados Unidos con sede en la Estación Aérea Naval Key West, en el extremo sur de Florida. Desde allí, además de tener varios ojos sobre Cuba, isla que queda a tan solo 150 kilómetros, esta agencia también detecta y controla el trafico ilícito de todo tipo que pretende entrar en EE.UU. a través de diferentes zonas de su litoral. Según sus datos y estadísticas, hay un patrón bastante frecuente sobre estos ingenios subacuáticos dedicados al jugoso negocio del narcotráfico.

Comparando las características de los diferentes submarinos la media de la eslora de estas embarcaciones se movería entre los 14 y los 25 metros de proa a popa lo que les daría una capacidad de carga que iría entre las cuatro y las 10 toneladas.

Por los motores y la capacidad de combustible, pueden navegar algo más de 1.600 millas náuticas, lo que equivale a unos 3.000 kilómetros. En cuanto al material con el que se construye el casco de estos aparatos, este va desde el acero a la fibra de vidrio en los modelos mas sofisticados. Incluso se han construido utilizando madera en el caso de los más rudimentarios o artesanales. El denominador común, sea cual sea el material con el que se ha construido, es que no hay prácticamente concesiones ni a la estética ni al confort a bordo, pues no dejan de ser meros transportistas atendidos por tres o cuatro ocupantes que en muchos casos solo se usan para un viaje tras el que se hunden en el fondo del océano.

¡Califica! valoramos mucho tus reacciones.

loading spinner

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.