Un joven de Córdoba sufrió graves quemaduras al explotar su teléfono celular que se estaba cargando mientras él dormía.

Catriel Gómez, un joven de 22 años, salió el jueves por la noche con sus amigos. Cuando volvió a su hogar a la madrugada del viernes, enchufó su celular al cargador y se quedó dormido con el mismo en la mano. Horas más tarde, se despertó debido a un gran ardor en su cuerpo. En ese momento comprendió que su teléfono había explotado y le había causado graves quemaduras en todo el cuerpo. 

Su hermana estaba en la misma habitación y lo auxilió: ambos corrieron hacia el baño y lo ayudó a apagar el fuego. Catriel dijo que cuando se despertó estaba “en llamas” y que se le había pegado el líquido de la batería de litio.

“En el hospital me dijeron que nunca habían visto algo así, estaban todos sorprendidos”, añadió Catriel sobre lo ocurrido.

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.