Conectate con nosotros

Medios Coranto

Fundación “BARBY MUJERES SIN MIEDO” El accionar ante la violencia de genero

Chascomus

Fundación “BARBY MUJERES SIN MIEDO” El accionar ante la violencia de genero

Por Ximena B. Xiong para EL CRONISTA.

La fundación comenzó a funcionar luego del acontecimiento ocurrido en la ciudad de Chascomús en 2014, el femicidio de Bárbara Larraula. A los tres meses, la familia con fuerzas y motivada de seguir adelante, y evitar situaciones de violencia de género, emprendió el viaje que hasta la fecha sigue en pie.
Compuesta por un equipo de profesionales, una psicóloga, una abogada, una acompañante terapéutica y una acompañante de género, quienes están el día a día junto a las mujeres.
El objetivo de la fundación sin fines de lucro, es ayudar y colaborar para que no ocurran hechos de violencia hacia las mujeres en Chascomús, lugar en donde se encuentran.
En este sentido, en conversación telefónica con EL CRONISTA, Romina Álvarez, una de las mamás de Bárbara, fundadora y acompañante de género de la fundación “Barby Mujeres Sin Miedo”, brindó un panorama respecto los trabajos realizados estos cinco años, que continua, y que han sido fructífero.
Desde que arrancó, Romina Álvarez, expresó que hubo un total de 472 mujeres de Chascomús que pasaron por la fundación, quienes pudieron tener asesoramiento y acompañamiento durante el proceso de una situación de violencia de género.
“De las 472 mujeres, el 60% no volvieron con sus parejas o ex parejas. Y 220 mujeres lograron realizar la denuncia, mientras que las demás están con nuestro seguimiento”, detalló la fundadora y acompañante de género.
Como fundación, se manejan a través de puentes o redes, que son “las mismas chicas que pudieron salir y no quieren que sus amigas, parientas, compañeras, estén pasando por lo mismo y que no muchas aceptan lo que están viviendo”.
Por eso, también “a medida que esto fue creciendo, lamentablemente, en lo que es la violencia, se fueron contactando diferentes mujeres de ámbitos económicos y sociales”, porque la violencia de género no entiende de sectores como no entiende de cuarentena.
Las redes sociales, son protagonistas del puente que se crea en la fundación a través de las experiencias transitadas que luego son contadas al círculo íntimo y ayudan a que una mujer que sufre violencia de género, tenga la posibilidad de tener contención y confianza hacia la otra persona.
Asimismo, Romina mencionó la articulación que tienen, ahora con el comedor y merendero “Un ángel nos guía”, que inició hace un mes por la pandemia y las necesidades presentes en barrios de Chascomús, de la mano de Rosana Grosso, mamá de Barby. Un espacio más para comunicar situaciones de violencia de género que luego son derivadas a la fundación.
Además de asesorar y acompañar el proceso, comentó la fundadora y acompañante de género que han brindado charlas y talleres a comedores, cooperativas y escuelas, entre ellas Municipal Nº 3 y la Industrial.
Respecto a las instituciones educativas y los adolescentes, dijo que “los chicos y chicos están muy metidos, queriendo saber cómo se actúa, cómo hacer, qué no hacer”, ante la violencia hacia la mujer.
Y si bien tenían estipulado continuar, “ahora paró todo por la pandemia, pero teníamos una agenda con capacitaciones de género y visibilización para que los varones también sepan cómo actuar”, respecto a cooperativas.

La denuncia y la sensación de desprotección
Cuando una mujer transita por violencia de género, se encuentra en una situación de vulnerabilidad ante los hechos ocurridos durante días, semanas, meses, años. Poder efectivizar la denuncia hacia la pareja o ex pareja, suele ser difícil por varias cuestiones.
Una de ellas es ir hasta la Comisaría de la Mujer y la Familia, y encontrarse ante un panorama, muchas veces desfavorables y sin contención hacia su persona, al no haber atención bajo el protocolo de actuación en situaciones de violencia de género y falta de capacitación por medio de la Ley Micaela.
Esto conlleva a una sensación de desprotección en el ámbito donde la mujer radica la denuncia, con la valentía que eso implica de ir hasta el lugar en condiciones de nerviosismo, miedo e incertidumbre de qué pasará luego.
Otro motivo por el cual no se denuncia a los agresores, es porque muchas mujeres no tienen un lugar a donde ir. “No hay un lugar que esté capacitado para que las mujeres vayan y desde ahí les brinden atención, algún taller en la que pueda salir algún solvento económico que ellas puedan llegar a tener”, enunció Romina Álvarez.
Al no tener amparo de algún familiar para poder salir de esa situación, “no radican la denuncia, por miedo” y “siguen viviendo bajo esa opresión, por el tema del lugar y lo económico”.
Desde que comenzó la cuarentena, la fundadora y acompañante de género dijo que “pasaron nueve mujeres por la fundación”. Y marcó a nivel nacional, que hay más de un 20% de femicidios desde el inicio del año hasta la actualidad, cifras que deben de alertar a la sociedad.
Respecto a los seguimientos que realizan desde “Barby Mujeres Sin Miedo”, por la pandemia a causa del Covid-19, lo mantienen por vías de comunicación debido a la restricción de movimiento. Vale mencionar, que cuentan con los permisos de circulación y que, como expresó Romina: “vamos a estar siempre, no importa la hora”.
Por último, ayer, 3 de junio, día del Ni Una Menos, Romina Álvarez dedicó unas palabras en su muro de Facebook a Barby, que resume la finalidad del trabajo que realizan sin parar. “En cada chica que viene a la fundación es darte vida a vos, en cada corazón que late sale y vive”.

-Recuerdos de la plaza Ni Una Menos y el pronto banco rojo
En el 2016 se inauguró la plaza “Ni Una Menos” en Chascomús, ubicada en Avenida Costanera entre Castelli y Moreno, luego de ser solicitada en una banca abierta al Consejo Deliberante y aprobaba.
Familiares de Barby, sus dos hijos, sus seis hermanos, sus padres y la pareja de su madre, amigos y vecinos, emprendieron a darle color e intervenir el espacio público.
“Fue un día de llovizna y la cantidad de gente que pasó por esa plaza, fue tremenda. Tuvimos un gran apoyo de la sociedad”, señaló Romina Álvarez en recuerdo del momento hace cuatro años atrás.
Finalmente, cabe mencionar que el año pasado la fundación solicitó una banca abierta para llevar a cabo la puesta del banco rojo, la cual fue aprobada y que si bien cuentan con los materiales, por la pandemia se canceló, incluso el evento para la inauguración.
Por lo tanto, estarán en la espera de que se levante a nivel nacional la cuarentena obligatoria y el país vuelva a la normalidad, para que luego desde el municipio se le otorgue un espacio donde colocar el banco rojo, para concientizar y visibilizar sobre la violencia de género.

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Mostrar más
Publicidad

$238 con tarjeta de débito

Dejanos tu comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más de Chascomus

Subir
error: Contenido protegido de Medios Coranto - Derechos de autor (DNDA): EX-2019-99044256
Enable Notifications.    Ok No thanks