Conectate con nosotros

Medios Coranto

El Castillo: «Está pasando por una de las situaciones más graves» Mateo Salinas

Chascomus

El Castillo: «Está pasando por una de las situaciones más graves» Mateo Salinas

Nota realizada por Ximena B. Xiong para el Diario El Cronista

Así lo expresó el artista que hace unos meses intervino y se instaló en los alrededores para restaurar la fachada, considerada patrimonio cultural y emblema de la ciudad de Chascomús por su historia. En tanto desde la Municipalidad señalaron que “Mateo está haciendo una intrusión a la concesión. No tiene autoridad para trabajar en la restauración”.
Mateo Salinas, oriundo de General Belgrano y artista declarado ciudadano ilustre de Chascomús, emprendió hace más de un año la idea de restaurar el Castillo de la Amistad, al tener noción de la situación por la que había pasado la fachada, considerado patrimonio cultural.

En los últimos años, el Castillo de la Amistad transitó por varias licitaciones e intentos de restauración con objetivos turísticos y comerciales, pero con el tiempo las ruinas se hicieron presente ante las intervenciones nunca terminadas.

Actualmente el licitador del establecimiento es Fernando Ibarra, quien el 16 de junio presentó una nota en mesa de entrada, a la Municipalidad de Chascomús para renunciar a la concesión por el contexto actual de pandemia y el impacto de la economía, según supo EL CRONISTA en una breve conversación con Leandro Otondo, secretario de Planificación y Turismo.

Además, agregó que “la concesión lo tiene hasta 18 años y para aceptar la renuncia de la concesión, se tiene que entregar liberado junto con la documentación que corresponde”, porque “Mateo está haciendo una intrusión a la concesión. No tiene autoridad para trabajar en la restauración”, detalló Otondo por la consulta sobre la posesión actual del artista en las instalaciones del castillo.

En caso de efectuarse la renuncia de la concesión bajo los términos estipulados, se volvería a licitar el Castillo de la Amistad mediante la presentación de un proyecto al Consejo Deliberante con nuevo esquema de pliego. En ese sentido, Otondo dijo: “hay algunos inversores interesados de la vez pasada que podrían ser futuros concesionarios”.
Pese a las partes que intervienen en el castillo y están al tanto de las acciones, en 2019 Salinas presentó un proyecto en una banca abierta en el Consejo Deliberante para expresar el estado de la fachada que “está pasando por una de las situaciones más graves”, mencionó el artista en conversación con EL CRONISTA.

Ante el avance de deterioro del Castillo de la Amistad, Mateo Salinas intervino para recuperar el patrimonio cultural y desde octubre del año anterior, poseyó el castillo donde vivió durante unos meses dentro de las ruinas. “En septiembre había informado a las autoridades, al concejo y el anterior licitador, que lo continuaría. De los dos linderos, soy propietario con escritura”, expresó el artista.
Quien hoy vive en los terrenos cercanos al castillo junto con sus obras que están en las afueras y dentro de la fachada emblemática de Chascomús, como un museo de arte que podrá recorrerse de manera virtual por la pandemia.

En este sentido, Salinas aludió que la idea del proyecto de restauración es “poder arreglarlo, ya sea para un atractivo turístico y un museo de arte de mí misma obra para mantener la historia y que la gente pueda ver, al menos, lo poco que queda”.
Al hacerlo independientemente, lanzó una colecta de elementos que servirán para “continuar con la restauración”, a medida que consiguiera fondos porque “mi dirección es el Castillo de la Amistad donde estoy poniendo todo para salvar el patrimonio para empezar a valorar lo nuestro, lo que tenemos, lo que nos hace fuerte”.

“La idea es poder hacer un museo de arte que nos represente en todo Latinoamérica y el día en que Mateo Salinas muera, Chascomús pueda tener un Castillo de la Amistad donde haya una atracción turística, un ciclo educativo donde los jóvenes puedan ir a aprender y las personas que vengan de afuera puedan ver la historia a través del arte”, agregó el artista.
Asimismo, dijo que “hay que ponerle un poco más de corazón y valor. El Castillo de la Amistad quedó así porque justamente no tiene amistad, porque si lo tuviera tendría que estar funcionando como en su momento”.
Con avances de limpieza dentro y fuera de la instalación, hace pocos meses Salinas sacó ligas que colgaban del techo y que podían llegar a ser un riesgo al estar en un estado de derrumbe.

Por ello, Salinas indicó: “estoy tratando de que la ruina no se siga perdiendo y pongo el mayor esfuerzo, una parte económica, una laboral y artística. Lo que necesitamos es colaboración patrimonial y apoyo de materiales”.
Entre ellos, chapas, tirantes, tierra, escombro, cemento y un sostén económico para comprar los materiales que, en caso de que una persona colaborara, explica Salinas, se le abrirá una cuenta en una empresa constructora, por ejemplo, donde se compraría los elementos necesarios.

Pisos de ajedrez, recuerdos de un niño
Mateo Salinas, rememora la etapa de su niñez cuando con su madre soltera venían de General Belgrano a la ciudad de Chascomús a pasar unos días. “Íbamos a pescar para ese lado y la calle era de tierra. Me asomaba por la ventana del castillo y veía el piso como un ajedrez, aún lo tengo grabado en mi retina. Soñaba con vivir ahí, ahora lo veo y miro cómo está de destruido”.
Y comentó que, con el proyecto en pie de restaurar y mantener la fachada, pudo conseguir maderas que estaban en el entrepiso, lámparas y pedazos de la puerta original. “Estoy juntando ‘residuos’ nostálgicos en donde pueda darle una explicación y contarles a los chicos sobre la historia”.
También junto con el colectivo, donde vive ahora en los terrenos aledaños, que “llevaba los operarios a Gándara, para tener también una nostalgia de las industrias que hicieron poder en nuestra ciudad y contarles a los jóvenes. Todo tiene un por qué y una historia dentro de la magia que estoy armando”.

Respecto al trabajo de mantenimiento del espacio, el artista señaló: “me afecta que no le pongamos valor, cariño, que no sepamos lo que tenemos. A veces me da tristeza porque la vida ahí es muy dura, hay heladas muy frías y estas a cielo abierto”.

Finalmente expuso que cuando se levante la pandemia, “se inaugura el museo de arte de Mateo Salinas, mientras se va a poder recorrer la galería virtualmente a través de un canal de YouTube que lo están viendo desde México, Suiza e Italia, de todos lados porque son cosas que no se ven. Y la nostalgia que logra ese lugar acompañado a un movimiento artístico son cosas que potencian a nuestra ciudad a nivel cultural, artístico, social”.

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Mostrar más
Publicidad
Dejanos tu comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más de Chascomus

Subir
error: Contenido protegido de Medios Coranto - Derechos de autor (DNDA): EX-2019-99044256
Enable Notifications.    Ok No thanks